Actualidad

Andalucía invierte en educación por cada alumno la mitad que la Comunidad Autónoma Vasca

Andalucía permanece entre las comunidades que menos invierten por cada alumno matriculado en la educación no universitaria tras casi cuatro décadas de autonomía. Y la brecha no hace más que aumentar. El País Vasco gasta un promedio de 8.976 euros por cada estudiante, prácticamente el doble de los 4.510 euros invertidos por alumno en Andalucía, según la última edición del Sistema Estatal de Indicadores de la Educación que elabora el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (datos correspondientes a 2014).

Andalucía se sitúa muy por debajo de la media del conjunto del Estado, cifrada en 5.169 euros, junto con Canarias, Valencia, Cataluña, Castilla-La Mancha y Madrid. Andalucía ostentó el farolillo rojo de 2006 a 2011, curso en el que Madrid cayó al fondo del listado.

La Junta de Andalucía causa esta situación a los problemas de financiación. El Gobierno andaluz estima que la comunidad ha dejado de recibir 5.522 millones de euros en el periodo 2009-2015, lo que se traduce en 800 euros menos por habitante que la comunidad mejor financiada. La administración autonómica reclama 4.000 millones de euros más al año para financiar los servicios públicos de cara a la reforma del sistema que acumula años de retraso.

El gasto por alumno en el Estado se sitúa por debajo de la media europea, según los cálculos de Eurostat, la oficina de estadística de la Comisión Europea, que comprenden todos los niveles educativos, desde la primaria hasta la universidad. La mayor inversión media por estudiante corresponde al Reino Unido, con un importe de 9.825 euros. Le siguen Suecia (9.747 euros), Austria (9.742 euros), Malta (9.227 euros), Alemania (8.275 euros) o Francia (7.475 euros). Eurostat calcula para España una inversión media de 6.134 euros por estudiante.

Por su parte, los sindicatos ponen el acento en la relación entre el gasto educativo y los resultados académicos. En la última edición, Andalucía quedó la última en ciencias y la penúltima en lectura y matemáticas. “El informe PISA casi calca las diferencias de las tasas de alfabetización del siglo XIX”, apunta el responsable del área educativa de CCOO-A, Diego Molina, que insiste en que “la situación de Andalucía no es sólo consecuencia de la crisis, sino que es el resultado de una tendencia histórica de la que son culpables el Estado y la Junta”.

Fuente: Diarios Grupo Joly.

Redacción

Perfil colectivo de Portal de Andalucía.

Tienda web de Marinaleda