Actualidad

Se suicida en la prisión gaditana de Puerto III el preso de ETA Xabier Rey

El preso de ETA Xabier Rey, encarcelado en el centro penitenciario Puerto III, fue hallado hallado muerto con cortes en los antebrazos, según han informado fuentes penitenciarias.

Rey Urmeneta, vecino del barrio iruindarra de Donibane de 38 años, es la última víctima mortal de la política carcelaria. Se encontraba cumpliendo pena a más de 1.000 kilómetros de su casa. Llevaba diez años preso y gran parte de este tiempo, en aislamiento.

En Puerto-I falleció ya víctima de un edema pulmonar el elorriarra Arkaitz Bellon hace ahora cuatro años. Y también muy lejos, en Badajoz, perdió la vida por un infarto fulminante el galdakoztarra Kepa del Hoyo el pasado 31 de julio. No es la primera muerte por suicidio de un preso vasco. Igor Angulo en 2006, Joxe Anjel Altzuguren en 2005 y Oihane Errazkin en 2004 tuvieron la misma muerte.

Rey fue detenido en 2008 junto a otras tres personas, aunque luego dos de ellas quedaron absueltas. Pasó primero por Soto del Real (Madrid), luego por Topas (Salamanca), y desde entonces por las más lejanas de la Península con la salvedad de un paréntesis en Valdemoro (Madrid) con ocasión del juicio en la Audiencia Nacional.

Así, primero fue llevado a Botafuegos (Algeciras), más tarde a Puerto-III (Cádiz), desde ahí a El Acebuche (Almería) y finalmente de vuelta a Puerto-III, donde ha permanecido al menos los últimos siete años.

En un pequeño artículo de presentación escrito para Herrira de Donibane en 2012, el propio Rey remarcaba que «en la mayor parte de las cárceles he estado en aislamiento, sin ninguna justificación legal para ello». Y añadía: «En el día a día nos topamos con un montón de obstáculos: la imposición de tener que estar 20 horas diarias en una celda de 20 metros cuadrados, con muy poco tiempo de patio, con espacios ínfimos para practicar deporte y en ocasiones llenos de gente, con dificultades para estudiar, con alimentación mala y desequilibrada, con problemas terribles para poder realizar trabajos manuales y para disfrutar del tiempo de ocio».

En aquel momento, Rey estaba intentando cursar estudios universitarios de Pedagogía, «de la manera que puedo y que me dejan. Por el momento he aprobado los exámenes y estoy animado para continuar adelante».

La situación de aislamiento se mantuvo posteriormente, puesto que en 2013 él y Oskar Barreras llevaron a cabo una protesta por esta situación. Etxerat explicó entonces que el preso de Iruñea fue enviado a la celda de castigo a raíz de un incidente con un funcionario. Barreras llegó a presentar una denuncia en el Juzgado de Guardia de Puerto de Santa María.

Llama la atención igualmente la elevada condena que le impuso la Audiencia Nacional pese a no atribuírsele ningún atentado. Ascendió a 26 años al ser considerado junto a Aurken Sola como miembro de un nuevo comando de ETA denominado “Hego Haizea”. La pena se justificó por los delitos de «pertenencia a banda armada», «depósito de armas y explosivos» y «tenencia de explosivos».

 

Redacción

Perfil colectivo de Portal de Andalucía.

Tienda web de Marinaleda