Cultura

Graves daños en unas pinturas rupestres de una cueva de Málaga

El Ayuntamiento de Rincón de la Victoria, en Málaga ha denunciado ante la Guardia Civil “graves daños” en las pinturas rupestres que hay en la Cueva de la Victoria. Se trata de una de las tres cavidades que forman el complejo del Cantal junto a la del Higuerón y El Suizo, declarado Bien de Interés Cultural (BIC). En la gruta coexisten dibujos datados en el Paleolítico y en el Neolítico, un caso muy poco usual, sobre los que han aparecido pintadas y rayaduras.

Los daños se descubrieron el pasado 6 de junio. El Higuerón y El Suizo forman la conocida como Cueva del Tesoro, que es visitable y turística. La de la Victoria, donde se han producido los daños, no lo es.

Desde el actual equipo de gobierno del PP se ha criticado al anterior equipo de gobierno, del PSOE, por “la dejadez” que ha mostrado con este parque arqueológico, ya que incluso se ha tenido que reponer un candado para vetar el acceso porque no lo había.

La Cueva de la Victoria tiene un recorrido aproximado de 120 metros. En su interior se encontraron inicialmente colchones, sillas y mesas y objetos como botellas de cerveza y latas de pintura. Una inspección más exhaustiva descubrió finalmente los grafitis y las rayaduras sobre las pinturas rupestres que hay en la conocida como Sala del Dosel. Tras comprobar el alcance de los daños, se presentó una denuncia ante la Guardia Civil.

Las pinturas paleolíticas de la Cueva de la Victoria, de tonos rojizos, tienen una antigüedad de entre 32.000 y 34.000 años. Pedro Cantalejo, uno de los investigadores de la cavidad, explica que hay un toro y un ave, además de una figura de mujer y otros motivos gráficos, entre ellos, varias manos. La gruta se utilizó en este periodo como refugio. Su peculiaridad es que, pasado el tiempo, hace aproximadamente 7.000 años, se usó como un gran panteón funerario y, en las mismas paredes, se pintaron motivos antropomorfos, en colores amarillentos. Según Cantalejo, se han localizado 102 figuras humanas, muy esquemáticas. En la gruta coexisten, por tanto, dibujos realizados con más de 25.000 años de diferencia.

El acceso a la cavidad ha sido precintado por la Guardia Civil y la intención del Ayuntamiento es informar también a la Junta de lo que ha ocurrido. La catalogación como BIC implica que un bien tenga la máxima protección prevista en la Ley de Patrimonio de Andalucía.

Fuente: El País – Andalucía

Redacción

Perfil colectivo de Portal de Andalucía.

Campaña de aceite ecológico 2017