Cádiz

Autonomía Obrera denuncia la situación del equipo de socorristas en las playas de la ciudad de Cádiz

El sindicato Autonomía Obrera denuncia la situación laboral en la que se encuentra el colectivo de salvamento y socorrismo de las playas de Cádiz, siendo este servicio gestionado por la empresa Ebone S.L.

“Ante la incertidumbre respecto a la futura municipalización, y sin noticias de la misma por parte del Ayuntamiento, la empresa Ebone S.L está aprovechando para permitirse ahorrar costes en el servicio, lo cual está repercutiendo laboral y técnicamente a los trabajadores y en el servicio”, apuntan desde Autonomía Obrera.

Con respecto a la salud laboral y la prevención de riesgos, el sindicato considera que “la empresa no está reponiendo en tiempo y forma materiales y mecanismos indispensables para preservar la salud de los trabajadores y de los propios usuarios de nuestras playas”.

De este modo, destacan que los mecanismos winches para subir la embarcación a los carros de remolque “se estropean y no se reponen hasta que se rompen pudiendo ocasionar accidentes graves”. “La última vez hemos estado una semana, en la recogida, subiendo la embarcación a pulso al carro, algo impensable que no ocurría aquí desde el año 2010”, afirma uno de los trabajadores.

“Se solicitan cremas de protección solar y estas suelen llegar tarde, la respuesta es que están pedidas. En el caso de las sombrillas están rotas o muy desgastadas por el viento, en algún módulo se hadado el caso de que la sombrilla que se facilitaba era de una marca de cerveza, algo vergonzoso. Esto ha conllevado que en algunos puestos los socorristas hayan buscado la protección bajo la sombra de las torres”, añaden.

También critican situaciones laborales relacionadas con el cobro de las nominas. “La empresa ha vulnerado los acuerdos registrados en la Consejería de Innovación, Ciencia y Empleo en el año 2015, por los que el pago se realizaría entre el 1 y el 5 de cada mes, sin embargo hemos cobrado finalmente entre el 6 y el 7”.

Por otro lado a nivel técnico, “las embarcaciones se están quedando a la intemperie, sin ningún tipo de protección, amaneciendo en muchas ocasiones llenas de arena y sometidas a la erosión de la arena, el salitre y el viento. Los prismáticos de la mayoría de las torres de vigilancia no tienen potencia y otros ni siquiera ofrecen una visión óptima, prácticamente la visión es nula. Esto compromete la calidad del servicio que se debería prestar”.

Desde Autonomía Obrera entienden que “existe una responsabilidad por parte del Ayuntamiento y la propia empresa, y si no solventan estos problemas y los atajan, Autonomía Obrera anuncia que acudirá a la Inspección de Trabajo “si no existen subsanaciones inmediatas, con ello sin menoscabo de interponer las reclamaciones de cantidades oportunas vía judicial, si fuese necesario”.

Redacción

Perfil colectivo de Portal de Andalucía.

Tienda web de Marinaleda