Movimientos

Incendio en un asentamiento de inmigrantes en Lepe

El incendio se inició el domingo, el mismo día que comenzó el de Moguer-Doñana, sobre las cuatro y media de la tarde y quedó sofocado pasadas las diez de la noche. En el asentamiento, situado junto al cementerio del pueblo, malviven más de 800 personas migrantes que trabajan en la recogida de la fresa de febrero a mayo. Se trata del mismo asentamiento afectado por otro incendio el pasado 18 de abril, en el que la mayoría de las personas que perdieron sus chabolas las reconstruyeron y volvieron a vivir en la misma zona.

Las inhumanas condiciones de estos asentamientos chabolistas -indescriptibles e inimaginables para quienes no los conocen de cerca-, propician que sucedan este tipo de incendios o desastres cada cierto tiempo. En esta ocasión no hay que lamentar desgracias personales, pero hemos de seguir lamentando la existencia de estos asentamientos o infra-viviendas, indignos por vergonzosos y escandalosos dentro de una sociedad desarrollada.

Es lamentable la casi ausencia generalizada de medidas públicas de viviendas adecuadas y de albergues colectivos para acoger la llegada y residencia temporal de trabajadores migrantes, tanto en estas zonas freseras de Huelva, como en otras partes de Almería o de Jaén, donde los temporeros extranjeros son tan necesarios e imprescindibles.

Desde la Fundación Sevilla Acoge se reivindica que tanto la Junta de Andalucía como la Inspección de Trabajo, Sindicatos y los ayuntamientos implicados, tomen una mayor conciencia de los gravísimos problemas de los migrantes temporeros y especialmente aborden con urgencia la creación de una red de albergues de estancia temporal acordes con la dignidad de estas personas trabajadoras.

Fuente: Sevilla Acoge.

Redacción
Perfil colectivo de Portal de Andalucía.
Campaña de aceite ecológico 2017