Cádiz, Movimientos

Trece mujeres subsaharianas siguen recluidas en el CIE de Algeciras

El Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Algeciras (Cádiz), la antigua cárcel que no valía para presos pero sí para inmigrantes desde 2004 y cuyo cierre urgente bloqueó el PP a finales de abril, está ocupado exclusivamente por trece mujeres de origen subsaharariano. Además de los  requerimientos incumplidos por parte del Ministerio de Interior, la titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Algeciras (Cádiz), con funciones de control jurisdiccional del CIE, tiene otra queja en su mesa: la de una organización internacional de derechos humanos que denuncia la vulneración, entre otros, del derecho fundamental a la no discriminación por razón de sexo.

Once mujeres de nacionalidad costamarfileña, una camerunesa y otra procedente de Guinea Conakry son las únicas personas que permanecen recluidas en el CIE después de que se considerara que las deficiencias estructurales y el estado del edificio, denunciado desde hace años, lo hacían inapropiado y razón por la cual no hay internado ningún hombre en tanto no concluyan las obras de mejora que se están realizando. Según Women’s Link Worldwide (WLK), “el hecho de que permanezcan mujeres en este CIE comporta una vulneración del derecho fundamental a la no discriminación por razón de sexo y resulta injustificado a la luz de los estándares exigibles para que el internamiento no resulte constitutivo de tratos crueles, inhumanos o degradantes e incluso tortura”.

En su queja elevada al juzgado, fechada el 19 de mayo, apuntan que “resulta imprescindible que se adopten medidas específicas para detectar la presencia de mujeres en situación de vulnerabilidad (posibles víctimas de trata de seres humanos y solicitantes de protección internacional) y para, en tal caso, garantizarles la protección de que son merecedoras”. Algunas de las 13 mujeres se encuentran en espera de que se resuelva la solicitud de protección internacional que han presentado desde el propio CIE y se habría detectado la presencia de posibles víctimas de trata con fines de explotación sexual, señala la organización.

WLK recuerda que “las penosas condiciones del CIE” han sido puestas de manifiesto desde 2009 por instituciones del Estado como la Fiscalía General o por el Mecanismo para la Prevención de la Tortura (Defensor del Pueblo), que ya solicitaba el cierre de este espacio en 2010 y en sucesivos informes.

Fuente. eldiario.es – Andalucía. 

Redacción
Perfil colectivo de Portal de Andalucía.
Campaña de aceite ecológico 2017