Opinión, Tribuna abierta

Aletas ¿un nuevo error? Por una alternativa con futuro y del Bien Común

El 28 de noviembre de 2017, los representantes del Ministerio de Hacienda (54,5%) y la Junta de Andalucía (44,5%) en el Consorcio Aletas han alcanzado un acuerdo para revitalizar el proyecto ubicado en Puerto Real, tras las dos demoledoras sentencias del Tribunal Supremo, realizando “una apuesta conjunta por un nuevo proyecto de Las Aletas que suponga un impulso al desarrollo industrial, tecnológico y logístico de la Bahía de Cádiz, y para el que se quiere contar con la participación de los agentes económicos y sociales de la provincia”, y convocar una reunión del Consejo de Administración del Consorcio antes de que acabe este año. Ninguna referencia al Proyecto “Las Aletas: alternativa real y sostenible” presentado el pasado 17 de noviembre en Puerto Real. Un nuevo error que pagaremos la ciudadanía de la Bahía de Cádiz viendo de nuevo como no se aprovechan las inmensas potencialidades de nuestra gente y de nuestro privilegiado espacio, despilfarrando los escasos recursos de los que disponemos en proyectos de corto alcance en el tiempo, que responden a modelos económicos del pasado y sin contar con el conocimiento y el talento de una población comprometida con el presente del siglo XXI y el futuro de las próximas generaciones.

Se comienza a hablar del desarrollo de Las Aletas como núcleo logístico ideal de la Bahía, donde se unen el transporte del puerto, ferrocarril y autopista, además de tener buena comunicación y cercanía al aeropuerto de Jerez y Sevilla, a finales de los años noventa, tras la campaña “Comprometidos con el futuro de la provincia”, que logró vertebrarla, lanzada conjuntamente por los sindicatos mayoritarios (UGT y CC OO) y la Confederación de empresarios de Cádiz (CEC) (1993-1997) y que tras la constitución del Consejo para el Desarrollo Económico y Social de la provincia (1996) se comienza con el Pacto Territorial de Empleo Bahía de Cádiz (1998-2002) Faltaba suelo industrial y aún no éramos consciente de la tremenda revolución industrial y del conocimiento que suponía la generalización de Internet. Teníamos un Plan Estratégico innovador y participativo desde las bases. Vimos las 200 hectáreas como el sitio ideal para ese necesario suelo industrial inexistente entonces. El Pacto no disponía de financiación suficiente para abordarlo, y se quedó pendiente. El 2 de febrero de 2007 la Administración General del Estado y la Junta de Andalucía firman un Protocolo General para impulsar la constitución de un consorcio para la gestión integral del espacio. Por Resolución de 3 de mayo (BOE 16.05.2007) quedó constituido. Posteriormente el 4 de agosto de 2008 se incorporan la Diputación Provincial y el Ayuntamiento de Puerto Real con un 0,5% de participación cada uno. ¿Por qué y quién hizo extensivo las 200 Ha hasta las 527? Más que toda la ciudad de Cádiz, y de todo punto de vista innecesario. No lo sé, pero algunos despachos de abogados han cobrado buenas minutas a lo largo de estos 10 años.

Han pasado 10 años donde todo ha cambiado. Nada es igual. Y los cambios continúan acelerándose cada vez más con el “Internet de las cosas”. El desarrollo de la sociedad del conocimiento no pasa hoy, y menos mañana, por grandes establecimientos industriales y talleres de manufactura. Hoy hay polígonos industriales vacíos en El Puerto de Santa María, San Fernando, Cádiz, Vejer, Arcos, etc. que son una ruina para los Ayuntamientos, que tienen que vigilar y mantener las instalaciones sin tener los esperados ingresos de las empresas que no llegan ni llegaran.

En marzo de 2017 el Ayuntamiento de Puerto Real nos convocó a diferentes asociaciones para elaborar de forma participativa una alternativa para Las Aletas. Entre ellas a Economía del Bien Común Cádiz, a la que pertenezco. Aportamos nuestros conocimientos y trabajos previos de más de dos años como campo de energía y perspectiva de Bahía. Entre Asociación Bahía de Cádiz, con un conocimiento exhaustivo del espacio y de las actividades tradicionales, Ecologista en Acción y otros colectivos hemos elaborado un documento donde han intervenido más de 300 técnicos y expertas personas de aquí, bastantes docentes de la Universidad de Cádiz. De fuera se incorporan investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid y de Barcelona, por el interés en participar en el Proyecto que estamos realizando. Nadie ha cobrado nada, y ninguna Administración Pública podría pagar las horas de trabajo acumuladas que lleva esta “Aletas, alternativa real y sostenible”.

Hemos elaborado un trabajo técnico participativo, en la línea de Horizonte 2020 de la Junta de Andalucía y de los objetivos del desarrollo sostenible 2030 de la ONU. Con visión de Bahía, el desarrollo de Las Aletas parte del potencial endógeno que tenemos desaprovechado y la utilización de tecnología Siglo XXI en una programación de 570 acciones específicas a desarrollar en periodos de sexenios, programación de Fondos Europeos, hasta el 2050 en cuatro ejes fundamentales. Sólo en el primer sexenio se crean más de 3.000 puestos de trabajo directos. Hemos establecido, en coherencia con los objetivos del desarrollo sostenible, las necesidades que tenemos como población y como territorio, y la cronología de implantación de cada una de ellas,  para garantizar un desarrollo sostenible e inclusivo. Es también el mayor laboratorio de investigación en energías renovables, pesca y acuicultura inimaginable para esta castigada zona, y de revalorización del Patrimonio patrimonial y arqueológico con perspectivas de innovadoras ofertas turísticas. Lo único de lo que carece es de especulación inmobiliaria con los terrenos.

“Aletas, alternativa real y sostenible” es obra de la ciudadanía de la Bahía de Cádiz. No es del Ayuntamiento de Puerto Real, que si tiene el mérito de habernos convocado, pero al que hay que decirle que “el mejor de los paños no se vende sin sacarlo del arca”. Ni esta acabada, ya que prevé mecanismos de adaptación a futuros cambios, y admite incorporaciones de nuevas aportaciones y visiones. En el S. XXI estamos obligados a forjar grandes alianzas entre la ciudadanía, empresas y Administraciones Públicas. Es un proyecto con visión a largo plazo, enraizado en nuestras propias fuerzas y de empoderamiento y corresponsabilización de la ciudadanía gaditana.

¿Ni siquiera lo van a conocer el Consejo de Administración del Consorcio y el Consejo Económico y Social de la provincia de Cádiz?

Autor: Fernando Moreno Bernal. Economía del Bien Común Cádiz.

Redacción

Perfil colectivo de Portal de Andalucía.

Campaña de aceite ecológico 2017