Política

Iniciativa en el Parlamento andaluz para limitar privilegios

Entre los privilegios que se pretenden limitar se encuentran las dietas de hasta 2.500 euros mensuales que cobran los portavoces de los grupos parlamentarios sin necesidad de justificar ningún gasto y que se suman a su salario mensual que ronda los 3.000 euros.

Entre las prerrogativas de los diputados están también las conocidas como cesantías, que son las mensualidades que el Parlamento abona a los diputados que cesan, en función de los años que hayan ocupado un escaño. El último que las está cobrando es el ex consejero de la Junta Luciano Alonso, que dimitió como diputado el pasado mes de diciembre después de que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) abriera juicio contra él por prevaricación. Alonso, que finalmente fue absuelto, va a cobrar unos 47.000 euros del Parlamento andaluz en concepto de cesantías, con una asignación íntegra mensual de unos 4.437 euros durante diez meses y 22 días.

Otra regalía de la que se benefician los diputados es la dieta por kilometraje que se embolsan en función de las comisiones parlamentarias a las que asistan durante el mes y de la provincia en la que residan. Estas dietas de kilometraje son superiores a las de los altos cargos de la Junta. Mientras en la Cámara andaluza se paga 0,26 euros el kilómetro, la Administración andaluza abona 0,19 euros.

Para limitar todos estos beneficios, Podemos registró una propuesta de reforma del reglamento de la Cámara. La propuesta no fue bien recibida por la presidenta de la Junta, la socialista Susana Díaz, quien acusó a Podemos de intentar «desacreditar» el sistema democrático.

Fuente: El Mundo Andalucía.

Redacción
Perfil colectivo de Portal de Andalucía.
Campaña de aceite ecológico 2017