Política

La adjudicación de licencias de la TDT local en Andalucía: ganadores y perdedores

La inminente adjudicación de las licencias de la TDT local en Andalucía por parte del gobierno de la Junta es de esos típicos asuntos de los que los medios de comunicación, en general, no suelen entrar a fondo salvo puntuales excepciones.

La adjudicación de alrededor de un centenar de licencias de televisión digital en toda Andalucía es una decisión que afecta de modo muy relevante a partido políticos, empresarios y medios de comunicación. Por un lado, se trata de una notable fuente de ingresos. Y, por otro, es un negocio con gran influencia en la opinión pública.

Andalucía se ha visto obligada a repetir el concurso de las TDT locales en virtud de una decisión del Supremo que dejó sin efecto el anterior concurso y adjudicación. Mientras, las emisoras ya adjudicadas han podido seguir emitiendo hasta que el Consejo de Gobierno apruebe en breve las nuevas concesiones cuyos finalistas han sido conocidos en pleno mes de julio pasado.

En el reparto del espectro radioeléctrico siempre se benefició al grupo Prisa frente a la cadena de la Conferencia Episcopal (Cope) o de la de la Once/Telefónica/Planeta (Onda Cero). La Ser pudo configurar con suma facilidad todos sus formatos en Andalucía en muy poco tiempo, mientras que la Cope y Onda Cero ni siquiera cubrían todo el territorio andaluz.

Este verano, la Junta de Andalucía, desde la Dirección General de Comunicación, dependiente de la consejería de Presidencia, ha dado a conocer el resultado y las valoraciones del concurso para adjudicar algo más de un centenar de permisos y frecuencias de emisión.

El resultado del concurso muestran algunas cosas curiosas. Así,, llama la atención el hecho de que quienes han obtenido un mayor número de frecuencias sea la iglesia Adventista del 7º Día a través de una asociación propia. Tras la creación de la Asociacion Cultural Radio Adventista de España ya dejaron clara la importancia que este grupo religioso otorga a los medios audiovisuales.

A la cordobesa Procono se le adjudican 8 cotizadas licencias y 7 muy bien ubicadas en núcleos de población a Publicaciones del Sur, propiedad del empresario gaditano José Antonio Mallou.

Los grandes perdedores, según la documentación hecha pública por la Junta, son Canal 47 del alcalareño Emilio Nieto y El Correo TV, propiedad del Grupo Morera&Vallejo.

Nieto solicitó 13 licencias de TDT en diversos puntos de la comunidad de las cuales solo logra dos, salvando la muy cotizada frecuencia de Sevilla.

La empresa de Antonio Morera Vallejo, actual editora de la cabecera decana que fundara el Cardenal Marcelo Espínola y metida en el negocio televisivo mediante el alquiler/compra de una licencia en Sevilla que explota como “Correo TV”, llegó a solicitar un total de 9 licencias en el presente concurso. Ni siquiera la que provisionalmente está usando en Sevilla se le renueva.

Morera está decidido a batallar jurídicamente contra la Junta. Ya lo ha hecho en el caso de la mina de Aznalcóllar donde sus intereses están frente a los de personas próximas a la Junta y al PSOE, polémicos adjudicatarios de la explotación minera.

Fuente: Confidencial Andaluz.

Redacción
Perfil colectivo de Portal de Andalucía.
Campaña de aceite ecológico 2017