Política

María Jose Asensio, viceconsejera imputada por el caso Aznalcóllar, es relevada siete meses después

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha aprovechado la reciente remodelación de su gobierno para deshacerse de algunos altos cargos salpicados por escándalos judiciales. La primera ha sido la hasta ahora viceconsejera de Empleo, Empresa y Comercio, María José Asensio, investigada (imputada) por el Juzgado de Instrucción 8 de Sevilla por su participación, como directora general de Minas, en el concurso de adjudicación de los derechos mineros de Aznalcóllar.

Asensio está imputada como máxima responsable del procedimiento por el que la Junta adjudicó el yacimiento sevillano a Magtel y a sus socios de Grupo México que estuvo plagado, según dijo la Audiencia de Sevilla en el auto por el que reabrió el caso en octubre de 2016, de “ilegalidades severas”.

Ella fue, de hecho, la que firmó la resolución de adjudicación que la Sección Séptima de la Audiencia sevillana consideró una de las mayores irregularidades al haber otorgado la mina a una tercera empresa que no participó en ningún momento en el proceso, Minera Los Frailes. Pero, además, Asensio firmó otra resolución clave, el pase a la segunda fase del concurso de Minorbis-Grupo México que, según el tribunal del que forma parte Alaya, no cumplía los requisitos y debería haber quedado excluido.

Nada más reabrirse el caso, Ecologistas en Acción exigió el cese inmediato de María José Asensio, aunque sin ningún resultado.

Hasta ahora, María José Asensio había esquivado las responsabilidades políticas del caso Aznalcóllar y, en primer momento, hasta fue expresamente amparada por el gobierno de Díaz, que se inventó la “destitución temporal con reserva de puesto” cuando no tuvo más remedio que apartarla de su puesto en la Dirección General de Minas ante la presión que se generó tras su imputación inicial.

Cuando la juez instructora archivó provisionalmente la causa, la Junta reaccionó con inusual celeridad restituyendo en el cargo a Asensio, a la que en poco tiempo, además, promocionó a viceconsejera de Empleo. Ése es el cargo que ocupaba cuando a finales del año pasado la Audiencia de Sevilla -en un auto del que fue ponente la magistrada Mercedes Alaya, reabrió la investigación al apreciar irregularidades numerosas y graves en el concurso minero, aunque el ejecutivo socialista se resistió también en ese momento a tomar medidas contra ella.

Siete meses después, el Consejo de Gobierno aprobó este martes la sustitución de Asensio por Pilar Serrano Boigas, un relevo disimulado en la remodelación del gobierno, que ha evitado así la destitución formal.

Fuente: El Mundo Andalucía.

Redacción

Perfil colectivo de Portal de Andalucía.

Campaña de aceite ecológico 2017