Sociedad

Tercera huelga de hambre de Francisco Vega por la renta básica

Francisco Vega se pone por tercera vez en huelga de hambre. La primera huelga de hambre la inició el 2 de noviembre y duró 23 días; la segunda comenzó el 8 de marzo y fueron 29 días, hasta que sufrió un desvanecimiento. En la primera ocasión  consiguió el compromiso de que se crearía una comisión en el Parlamento para estudiar la posible aplicación del artículo 23.2 del Estatuto, que recoge el “derecho a una renta básica que garantice unas condiciones de vida digna y a recibirla, en caso de necesidad, de los poderes públicos” con arreglo a la ley. Como aquello no se cumplió, inició una nueva protesta que concluyó en dos reuniones con la consejera, María José Sánchez Rubio, y posteriores encuentros técnicos para perfilar un sistema que ofrezca una renta básica al menos a mujeres víctimas de violencia de género y personas con menores a su cargo.

Fruto del pacto PSOE-IU, durante la pasada legislatura funcionó un grupo de trabajo en el Parlamento Andaluz, del que nunca más se supo. También fueron rechazadas sendas iniciativas legislativas (una de organizaciones sociales y sindicatos, y otra presentada por doce municipios). Vega recogió el impulso por que “se cumpla la ley” y se reconozca “un derecho reconocido en nuestro Estatuto”. Después de dos huelgas, consiguió al menos una interlocución con el gobierno andaluz, y rebajó su pretensión a que se estudiara la aplicación de la renta básica en el Parlamento, y se aprobara ya para dos colectivos: las maltratadas y las personas con menores a cargo.

Durante meses, Vega mantuvo varias reuniones e intercambió frecuentes mensajes vía Whatsapp con el viceconsejero Manuel Martínez Domene, con la secretaria general Purificación Gálvez, y con la delegada para Igualdad y Bienestar Social, que este medio ha podido constatar. A finales de abril, los políticos mostraron su predisposición a fijar cuantas reuniones fueran necesarias e incluso contemplaban “por supuesto” modificar el Decreto de Salario Social. La comunicación se cortó abruptamente a mediados de julio, justo cuando Vega trataba de cuadrar con Martínez Domene un encuentro con la consejera. “Me siento profundamente engañado”, les dice entonces, después de varios mensajes sin recibir respuesta.

El 11 de septiembre Vega presentó un escrito dirigido a Susana Díaz, a la que pidió una entrevista que fue rechazada, como se esperaba. Y el 28 de septiembre anunció una nueva huelga de hambre, que ha iniciado este martes. Vega está a punto de cumplir 65 años y actúa como portavoz de la plataforma por la Renta Básica. Ha trabajado en los servicios sociales del ayuntamiento de Málaga y actualmente está jubilado.

Fuente: eldiario.es

Redacción

Perfil colectivo de Portal de Andalucía.

Campaña de aceite ecológico 2017