Economía

La planta de Cervezas Alhambra en Granada sufre una fuga de amoniaco

La fábrica de Cervezas Alhambra, situada en el casco urbano de la ciudad, ha sufrido hoy una fuga de amoniaco en una de sus naves, minutos antes de las 12 del mediodía. Según fuentes de la fábrica cervecera, cuatro trabajadores han sido trasladados al hospital “por precaución y con un cuadro de ansiedad” siguiendo la recomendación del equipo médico de la fábrica. A las dos de la tarde, tres de ellos ya habían recibido el alta hospitalaria y se esperaba que el trabajador que aún permanecía en el centro pudiera irse a su casa a media tarde. Fuentes de la policía municipal hablan también de hasta ocho bomberos atendidos in situ por problemas menores derivados de la inhalación del gas.

Un portavoz de Cervezas Alhambra ha explicado que la fuga ha ocurrido en la sala de máquinas, por el mal funcionamiento de una de las válvulas de un sistema de refrigeración. Durante el incidente la fábrica ha mantenido su actividad en el resto de sus instalaciones. En el exterior, no obstante, la policía municipal ha acordonado la zona creando un perímetro sin tráfico de vehículos o personas de aproximadamente 100 metros. Varios camiones de bomberos, por su parte, han acudido rápidamente a la empresa y, en poco mas de media hora, han conseguido dispersar la nube tóxica. 45 minutos después de iniciado el incidente, los bomberos han dado por dispersada la nube tóxica y por terminado el incidente, abandonando en su gran mayoría la instalación. Un retén, no obstante, ha permanecido en la fábrica. Al mismo tiempo, la policía local ha levantado el cordón de seguridad y se ha retomado la circulación de vehículos y personas en los alrededores.

El amoniaco es un gas peligroso –“muy reactivo ante otras sustancias químicas”, según un bombero granadino– que en su versión menos nociva es muy irritante pero, precisamente en esa interacción puede dar lugar a peligros mayores. Ese es el caso del incidente ocurrido en una fábrica de hielos de Ondárroa que, hace algo más de un año, sufrió una fuga de este mismo gas que provocó una explosión en la que fallecieron dos trabajadores.

La planta de Cervezas Alhambra en Granada está envuelta en polémica desde hace años por su situación. Está situada en plena ciudad, rodeada de pisos y viviendas y los vecinos se han movilizado con frecuencia con quejas sobre el ruido nocturno que provoca el trasiego de grandes camiones que entran y salen, así como por la incertidumbre que les provoca las consecuencias que la propia producción de la fábrica pueda tener en el medio ambiente y en su salud. En algún momento se ha llegado a plantear el traslado de la fábrica al exterior de la ciudad. En la actualidad, no obstante, ese es un proyecto paralizado y la fábrica opera con normalidad en su ubicación actual.

Fuente: El País. 

Redacción
Perfil colectivo de Portal de Andalucía.
Campaña de aceite ecológico 2017