Medio ambiente

Andalucía sufre ya el peor año de la última década en cuanto a incendios forestales

El fuego está azotando duramente a Andalucía en este 2017, tanto que el presente año se ha convertido ya en el peor de la última década en lo que a incendios forestales se refiere. Así lo ponen de manifiesto los datos provisionales del Plan Infoca, con información comprendida entre los pasados enero y 27 de agosto.

En este periodo, se han registrado 646 actuaciones forestales, por las 567 de todo 2016. De estas intervenciones, 147 se han catalogado como incendios, mientras que la cifra contabilizada en el pasado ejercicio ascendió a 111. Desde enero hasta ahora se han calcinado más de 15.000 hectáreas.

Como consecuencia de estos fuegos, algo más de 11.000 hectáreas forestales han resultado calcinadas, a las que hay que sumar las de los incendios más recientes, que no están contabilizados en el balance del Infoca. Se trata del siniestro de La Granada de Riotinto (Huelva) del pasado fin de semana, en el que ardieron más de 3.800 hectáreas, así como los recientes incendios de Minas de Riotinto (Huelva); Almadén de la Plata y Cazalla de la Sierra (Sevilla), con 75 hectáreas afectadas en este último; Benahavís (Málaga); Los Guájares (Granada); o La Campiñuela (Córdoba), todos ellos ya extinguidos.

Por tanto, entre los incendios de los ocho primeros meses del año más lo que se han registrado en lo que llevamos del mes de septiembre, el número de hectáreas afectadas supera ya las 15.000, sobrepasando así las 12.681 del año 2015, considerado hasta ahora como el peor de los últimos diez años.

La cifra resulta más escalofriante si se compara con la registrada en todo el pasado año, cuando se calcinaron un total de 3.634 hectáreas, es decir, cinco veces menos que este año. Se supera también con creces la media de hectáreas calcinadas desde el año 2007, que se sitúa en 5.898, tres veces menos que el dato que ahora maneja el Infoca.

Todos estos datos, ya de por sí especialmente negativos, empeoran aún más al detenerse en las características de la superficie afectada por el fuego, que este año ha resultado de una calidad mayor a la de años anteriores, ya que la mayor parte del arbolado y del pastizal quemados pertenecía a valiosos espacios protegidos: Paraje Natural Laguna de Palos y Las Madres (Huelva), Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas (Jaén) o los parques naturales de la Sierra de Aracena  y Picos de Aroche (Huelva) y la Sierra Norte de Sevilla, que conservaban, entre otras especies, valiosos ejemplares centenarios de encinas y alcornoques.

Pero sin duda el incendio más grave de este año ha sido el registrado en La Peñuela, en Moguer (Huelva), que calcinó unas 10.000 hectáreas, de las que casi 7.000 pertenecían al Espacio Natural de Doñana.

Fuente: 20 minutos.

Redacción
Perfil colectivo de Portal de Andalucía.
Campaña de aceite ecológico 2017