Política

El número de estudiantes por aula no desciende con el inicio del curso escolar

El curso escolar ha arrancado esta semana en Andalucía y la propaganda del Gobierno, desde la presidenta, Susana Díaz, hasta el último delegado provincial de Educación se ha basado en el siguiente eslogan: menos alumnos y más profesores.

En otras comunidades se ha rematado la fórmula matemática: menos alumnos y más docentes es igual a una reducción de la ratio escolar (el número de estudiantes por aula), a saber, el principal índice de medición de la calidad educativa. En Andalucía no se ha rematado la frase.

En efecto, este curso se escolarizarán en Andalucía 1.826.592 alumnos (casi 7.000 menos que el anterior) y habrá 98.091 profesores (2.676 nuevos). Por separado, son dos datos objetivos, aunque al presentarse de forma conjunta inducen a pensar (con cierta lógica) que si hay menos niños y más maestros en las aulas, esto necesariamente revertirá en la calidad de la enseñanza.

Hay menos alumnos matriculados, debido sobre todo a un descenso de la natalidad. La población infantil lleva varios cursos disminuyendo (40.000 menos desde 2012), entran menos niños al sistema y la oferta de plazas es cuatro veces superior al censo escolar de 3 años (edad de ingreso).

De modo que hay más espacio en las aulas de Infantil y Primaria, hay más maestros para menos niños y, en efecto, se puede bajar la ratio, para que donde antes había dos aulas con 27 niños cada una, ahora haya dos aulas con 15 estudiantes por profesor. Pero esto no es lo que ha pasado.

Muchas de las aulas que han quedado semivacías debido al descenso demográfico se han clausurado: 105 unidades menos en Infantil y 195 menos en Primaria, según algunas fuentes sindicales (la consejería elude confirmar los datos), y muchos maestros interinos han sido reubicados, les cambian de escuela porque en la suya hay menos alumnos y su plaza desaparece.

Y es cierto que hay más profesores, pero la mayoría se incorporan a cursos superiores, a partir de Secundaria, de modo que no ayudan a reducir la ratio. Hay más docentes andaluces este año, en parte, porque se empiezan a recuperar los empleos destruidos en 2012, cuando el Gobierno español aprobó el decreto de reducción del sector público, y la Junta prescindió de 4.502 profesores interinos que ese año no volvieron a sus aulas.

Hay más profesores que el año pasado, pero no más que en 2012. Aún queda algo más de un centenar de plazas perdidas para alcanzar la plantilla que había hace cinco años, cuando el objetivo de la Ley de Educación Andaluza era crear 12.000 puestos nuevos de profesor entre 2008 y 2012. En lugar de eso, aquel año se suprimieron casi 5.000 plazas de un plumazo.

De modo que el Gobierno andaluz no ha anunciado una bajada generalizada de la ratio escolar, porque la ratio es básicamente la misma que en los últimos años. Según datos de la Consejería de Educación, en Infantil hay 21,4 alumnos por aula de media; en Primaria, 21,1 niños por clase; en Secundaria, la ratio sube hasta los 26,6 estudiantes por cada tutor, y en Bachillerato llega hasta los 30,5 alumnos.

Fuente: Público.

Redacción
Perfil colectivo de Portal de Andalucía.
Campaña de aceite ecológico 2017